resignificacion

Resignificación

Todo el conocimiento de la humanidad ha estado y está sujeto a la resignificación, desde la religión, el arte, pasando por la literatura, la historia, hasta las mismas ciencias aplicadas, según el momento histórico que se contemple, va cambiando el enfoque y la perspectiva.

Vivimos en mundos interpretativos, lo que da pie a la reinterpretación. De aquí que nada sea inmutable. Resignificar suele utilizarse para nombrar un hecho, asignándole una nueva significación, es decir volver a interpretar el acontecimiento o conducta. Lo que supone otorgar un valor o un sentido diferente a algo. En el ámbito de la psicología, la resignificación se refiere a otorgar un sentido diferente al pasado, a partir de una nueva comprensión del presente, o a dar un nuevo sentido al presente tras una interpretación distinta del pasado.

Existen quienes aplican el concepto para empoderar a las personas que atraviesan por un quiebre “otorgándole el poder de dar a todo un nuevo significado”, con el argumento de que si se tiene una visión positiva de la situación negativa, las probabilidades de éxito son muchas. Por el contrario, si se le confiere una valoración negativa a una situación, los resultados serán nocivos.

Al parecer, todo radica en el tipo de pensamiento que se posee, por lo que cada quien está a cargo de transformar su realidad con pensamientos diferentes, emociones y resultados positivos.

A través de la metáfora mediante la cual las crisis son iguales a grandes oportunidades, en la que se presentan desafíos desconocidos hasta el momento y donde la gran mayoría de las personas no pueden ver la conveniencia del instante, sufriendo y quedándose anclados en el aspecto negativo y esta actitud los lleva al quiebre.

Warren Buffet pregunta: existe un grupo de personas que prefieren llorar y otros venden pañuelos; ¿a qué grupo perteneces?

“Buffet, quien está considerado uno de los hombres más ricos del mundo, piensa que las crisis son las mejores oportunidades. Esto en relación a lo económico, pero en cualquier aspecto de la vida hay que resignificar cualquier situación adversa. Por ejemplo: la separación de pareja, un individuo que esté buscando la transformación personal, verá como una oportunidad estar solo para dedicarse más tiempo”

Todo se presenta tan sencillo, que es casi como soplar y hacer botellas, como coser y cantar. El quid del asunto es: ¿Cómo hacer tan sencillo lo que al común denominador le parece tan complejo?

Arturo Marcano Conversa
Consultor Organizacional y Coach Profesional
IG:@arturomarcanoconversa