Mobbing – Acoso Laboral

El término “Mobbing” fue acuñado por Konrad Lorenz en 1966, al explicar que “en presencia de un depredador, algunos animales reaccionaban atacándolo en grupo para defenderse”.

En el ámbito laboral Heinz Leymann en los 80´s, investigo este comportamiento grupal destructivo, descubriendo que el “mobbing” provocaba en sus víctimas el trastorno definido como Estrés Post Traumático.

En la actualidad el Acoso Laboral, es definido como:

“la situación que se presenta en un determinado ambiente social, en la cual una o varias personas ejercen violencia psicológica extrema y recurrente sobre otra persona, con la finalidad de que el acosado asuma alguna conducta determinada o simplemente por el ánimo de dañar al acosado”

(E. Herrera, 2016)
El Mobbing puede involucrar varios victimarios

Para que se presente el Acoso Laboral o Mobbing, deben existir una o varias personas en el rol de victimario o acosador y una o varias personas en el rol de víctimas, donde se puede perfilar ciertas características que predisponen a los individuos a asumir uno de los roles.


Victimario o Acosador

Características  básicas del perfil de Victimario o Acosador:

  • Tiende a ser mentiroso y manipulador de la información, ajustándola a su beneficio.
  • Con rasgos sociopáticos, donde no puede establecer niveles de empatía con las otras personas y por ende no presenta ningún juicio moral al dañar moral, psicológica y físicamente a otra persona.
  • Habilidad para manipular a las personas para beneficio personal y lograr que ellas respondan a sus exigencias.
  • La base de su personalidad está basada en una baja autoestima, pobre valoración personal, inseguridad, llevándolo a desarrollar conductas de envidia y rencor hacia personas que perciben como mejores que ellos, viéndolos en el ámbito laboral como amenaza
  • Tienen una minusvalía moral, que solo les permite ver su interés personal sobre el de otras personas, por lo que no les afecta el daño psicológico que generan en la otra persona
  • Tiende a desarrollar un placer perverso el ver el sufrimiento del otro, a través de la humillación, ridiculización, difamación, etc., percibiendo el control y dominación que ejerce sobre la victima

Victimas de Acoso laboral

Cualquier persona puede ser víctima de acoso laboral, pero ciertas características de personalidad, facilitan el comportamiento del acosador y que se mantengan en el tiempo.

  • Tienden a ser personas con autoestimas bajas, influenciables y sensibles ante la crítica de los demás
  • Su autovaloración está orientada a como los perciben y valoran los demás
  • No muestran adecuadas habilidades comunicacionales y asertivas para frenar los ataques de forma adecuada
  • Muestran temor ante la autoridad, por lo que no ejecutan un comportamiento asertivo
  • Presentan fallas en sus habilidades sociales, por lo que tienden a tener pocos amigos y sus relaciones son básicamente superficiales, por lo que se les dificulta tener aliados ante situaciones de acoso
  • Tienden a ser tímidos o introvertidos, mostrando temor a exponerse socialmente.

Lic. Luis Adolfo Morello